12+1= 13 Derbi R2d de la Officina Canelita

Tenía muy claro lo que quería hacer, llevaba tiempo dándole vueltas, pero había varios hándicap… tenía el presupuesto más bajo de la historia, no tenía un lugar adecuado donde trabajar y el tiempo que me quedaba cuando salía del trabajo no era mucho . Pero cuando algo se me mete en la cabeza…

Todo empieza cuando un amigo me llamó para preguntarme si quería el chasis de una derbi rd2, la moto de campo del pueblo por excelencia, porque la tenía en su finca y la iba mandar al chatarrero. Se me encendió la bombilla. Un chasis simple, con motor y ruedas. Fácil de modificar y puedo hacerle lo que quiera sin preocupaciones por itv, legalidad, etc. ya que no tiene documentación y va a ser un proyecto para exposición , circuitos o eventos en recintos privados. Fuimos a un pueblo de Ávila a recoger la “moto”. Como no teníamos remolque ni furgoneta, allí mismo la desmontamos entera, la metimos en el coche y pusimos rumbo a Madrid.

Decidí que, ya que era una moto pequeña y tampoco tenía otro sitio, la iba a preparar en la terraza de casa (la pintura y las soldaduras se harían en el taller de un amigo y la reconstrucción del motor se haría en el salón de casa previo beneplácito de la jefa). Empecé por comprar un carenado en fibra de 2 piezas , una cúpula y un colín réplica de Derbi Ran. El chasis y los carenados se enviaron a Radial Design para repasar soldaduras, ajustar el ángulo del colín ( era una moto de campo que se iba a transformar en una racer de la época de Ángel Nieto). Cambiar las estriberas, originalmente con posición de campo, para soldar unos soportes de estriberas retrasadas y pintar tanto chasis al polvo como carenados.

En mi cabeza todo ajustaba a la perfección, pero cuando realmente tocaba presentar las piezas, nada encajaba. Y cuando digo nada, me quedo corto. Cada mínima modificación me traía de cabeza. Las horquillas de Rd2 eran demasiado altas y necesitaba unas horquillas más bajitas pero no había presupuesto ni tiempo para ir de compras por las webs de compraventa de artículos de segunda mano. Después de subir un vídeo de presentación del proyecto a mi canal de youtube, un suscriptor me comento que tenia unas horquillas de Aprilia Rs50, la tija superior y un juego de ruedas que quizá podían servirme. Bingo!

Casualmente tenía por casa un juego de tijas, de no se que moto, que eran del mismo tamaño y separación que las horquillas de Aprilia rs50. Llamadlo suerte o lo que sea. Ahora me sobraba la tija superior con los semimanillares todo en 1 pieza de la rs50. Media hora de radial y 1 disco milhojas mas tarde tenia 2 semimanillares independientes para meter por debajo de las tijas y que así no rozara con el minúsculo carenado de Derbi ran. Solo hubo que llevar a tornear el eje de las tijas para que ajustase perfectamente con los rodamientos de la dirección de la Rd2. Ya teníamos el tren delantero en su sitio.

Como no tenía guardabarros delantero, pero la Rd2 traía un trozo del clásico guardabarros trasero acerbis de cross, decidí recortarlo y fabricarme un guardabarros delantero simple pero efectivo. Lo que más guerra me dio fue ajustar la posición de la corona de la rueda trasera para que estuviese en línea con el piñón del motor de la Derbi. Hay que tener en cuenta que la rueda trasera original era poco más o menos como la de una bicicleta de ancha y la rueda de Aprilia Rs era bastante mas gorda. La corona y el piñón estaban a distancias diferentes del eje longitudinal de la moto. Otro viaje al tornero , rebaje del asiento del plato de 11mm y dedos cruzados para que la cadena no rozase el borde de la rueda al estar mucho más metida hacia dentro del buje. Solucionado! Utilice varios espaciadores que tenía por casa para ajustar la posición del freno de disco trasero y para la sujeción antirrotación use la pletina que sujetaba el freno de tambor de la Rd2.

Como ya tenía las estriberas originales recortadas y la pletina para adaptar estriberas retrasadas soldada en su sitio, busque un juego de estriberas de segunda mano, simples, baratas y que llevaran la bomba de freno trasero montadas en la misma estribera. Encontré las de una Derbi Gpr 125 por 20 euros. Perfecto! Como el tamaño del conjunto estribera/bomba era bastante reducido, utilice un deposito de liquido de frenos del tamaño del dedo meñique de mi pie hecho a medida por Rotxen Garage.

El colín ya estaba en su sitio, el carenado también previa soldadura de 2 soportes (delantero e inferior) pero la cúpula necesitaba también un soporte que fuera ligero pero a su vez algo rígido para mantener su forma. Esto lo solucione con la varilla que une las patas de la tabla de planchar ( amor, si estas leyendo esto, que sepas que ya estaba rota).

Solo faltaba buscar algún tipo de asiento de espuma tipo competición. Los había pero eran demasiado caros para mi presupuesto. Solución? -encontré el recubrimiento de espuma que traía la caja del último gadget que había comprado por Amazon. Con la ayuda de la cola de contacto , ya tenia asiento de espuma tipo carreras.
Neumáticos: pensaba dejar los que traían las ruedas de la Aprilia, pero la verdad que no pegaban nada con el estilo de la moto. Aquí es donde después de enseñar algunas fotos por instagram del proceso, otro suscriptor me dijo que tenía un par de slicks de moto3 con menos de 40 vueltas a Albacete que podía donar para la causa (también me dijo que su pareja era una de las Supremas de Móstoles, pero eso es otra historia). 1 día después ya tenía ruedas de competi!! Solo faltaba reconstruir el motor, comprar un escape por abajo del chasis (la Rd2 traía de serie escape alto tipo cross) y un kit de 74cc. Tengo que agradecer a Edu de Tad Motor por prestarme la herramienta necesaria para el desmontaje del motor y ayudarme a conseguir los rodamientos y juntas para la reconstrucción. Puse en la tele del salón “ dos colgaos muy fumaos “ y en lo que duró la película, tenía el motor reconstruido con sus rodamientos, retenes, juntas y el kit de 74cc montados.

Ya con la moto acabada, la baje por las escaleras del portal para sacarle sus primeras fotos en la calle y arrancar el motor para hacerle un poco el rodaje. Como teníamos unos amigos que habían abierto una hamburguesería hace poco y estaban decorando el local, pensé que sería un buen lugar donde dejarla expuesta para que la gente pudiera verla mientras se comían una señora hamburguesa con su cervecita fresca, (pero fría de las que queman) y al mismo tiempo la moto estaría a buen recaudo y bajo techo y lo que es mejor, los suscriptores de mi canal que hubiesen seguido los videos del proceso y quisieran verla , tendrían un lugar para hacerlo. Lo que viene siendo un win-win en toda regla.

Así que la Derbi Racer 74cc que en principio iba a ser una réplica de Angel Nieto, debido a la falta de presupuesto, falta de zona de trabajo adecuado y falta de tiempo, se convirtió en la moto del nieto de Angel (de ahí que en vez de 12+1 el número elegido para la moto sea el 13 ) Y así acaba la historia de la moto que abrió la veda a la modificación de motos de pequeña cilindrada , primero por que es lo que puedo subir a casa y segundo por que es algo que no hay mucha gente que se dedique a hacer, ya que todos los grandes constructores están liados con las BMW twins, las Ducatis y las Seven Fiftys.

TEXTO: MADRIZRIDER

YOUTUBE: WWW.YOUTUBE.COM/MADRIZRIDER