BMW R100R Cafe Racer de UFO GARAGE

Casi se han hecho con la palabra “CafeRacer”, puede que sea por su motor bóxer o por su facilidad a la hora de modificarlas y acabar con un resultado decente. Se podría decir que casi tienen su propio estilo, esas son las BMW R. Este modelo, como base para transformaciones lo aguanta todo, pero son tantas las personalizaciones que se hacen, que puede crear la ilusión de que son todas iguales o que no son originales en sus transformaciones.

Pero ¿Que pasa cuando coges una BMW R 100R y se la entregas a Efraón Triana de UFO Garage? Para averiguarlo, simplemente, sigue leyendo.

El objetivo de este proyecto era construir una verdadera CafeRacer de lujo, que llamara la atención tanto parada como en movimiento, haciendo especial énfasis en la elegancia.

Efraón comenzó con una BMW R 100 R de 1990, que es una de los modelos más cotizados a la hora de buscar una Bmw como base, por su mono brazo de serie y las llantas de radios. El motor bóxer es el principal atractivo de estas BMW, el cual no ha sufrido grandes modificaciones, pero sí las necesarias para dejar de ser una “moto vieja” para ser una moto con clase. Lo primero que observamos al fijarnos en el motor son los filtros cónicos. Para no romper la línea del motor, Efraón, creó una tapa que remplaza la caja del filtro del aire, que parece que estuvo ahí desde el día que la moto salió de la fábrica en Baviera. Al motor también se le aplicó pintura negra texturizada, usada normalmente en las Harley, dándole un toque elegante al conjunto.

Hay dos cosas que realmente nos llamaron la atención al ver esta moto.

La primera: la Horquilla invertida de una Suzuki GSX-R, que encaja perfectamente gracias a las tijas a medida encargadas para este modelo, la modificación de los frenos para adaptarlos a la llanta de radios original y cómo no, un guardabarros a medida, que apenas deja espacio libre entre la goma y el metal.

La segunda son los escapes creados por GR Exhausts a medida, bajo el diseño de Efraón para esta CafeRacer.

Las viejas bóxer tienen el subchasis atornillado, por lo que son fáciles de modificar, pero Efraón decidió soldar su nuevo subchasis directamente al chasis principal. No solo lo soldó, sino que además utilizó una técnica que aprendió en un viaje a los Estados Unidos para suavizar las uniones con estaño fundido, que hacen que parezca que nunca hubo otro subchasis.

La moto está repleta de detalles, como la pintura; usa tanto el gris como el negro, combinando texturas brillantes y mates. Por otro lado, el asiento nuevo cubierto en Alcántara oculta un compartimento para los documentos debajo. El fondo del asiento está tapado con un panel de metal que hace lucir a la moto un estilo muy limpio y cuidado.

La electrónica fue simplificada con un sistema de control Motogadget ,al igual que el cableado. Para hacer esa sensación de limpieza aún más notoria, se reubico la batería OEM, de tal manera que aparenta no estar en la moto.

Un detalle que no se puede pasar por alto al subirte en la moto es su panel de control. Evidentemente se quitó el original por su tamaño y su forma tosca, sustituyéndolo por unos relojes Daytona, unidos por una placa metálica, que alberga los indicadores, haciéndole un homenaje al diseño original de BMW. Todo esto, junto al faro adaptado de su hermana pequeña la BMW R80, hacen que sientas la elegancia de la moto cuando estás en marcha.

Además, podemos ver muchos detalles ya comunes en estas transformaciones, como los espejos endbar, los minúsculos intermitentes delanteros y traseros, el soporte de la matrícula tras la rueda, la eliminación del guardabarros trasero y un sin fin de modificaciones que según te vas fijando encuentras algo nuevo.

Información obtenida en: www.bikeexif.com

Imágenes de Rafa Dieguez Fotografía.