Garage Burro presenta: DUSTY MOORLAND

En lo más profundo de esta tierra baldía labrada durante generaciones por nuestros rudos antepasados tiene lugar por segundo año consecutivo la reunión anual de la familia Moped.

Una raza distinta de humano, sin prisa, sin miedo de los grandes, sin prejuicios y con unas ganas locas de desfogar toda esa mofa que lleva acumulando durante meses. Venidos de todos los rincones de nuestra península las pandillas Moped o Moped Gang honrarán con su presencia a su patrona, Nuestra Señora de la Chatarra en una procesión sin precedentes, ruido de charanga y motores de dos tiempos.

Hay cabida para el arte en todas sus formas, desde modificaciones en motos, bicis y artilugios de todo tipo hasta arte en peluquería y barbería.
La música, como otra forma de arte no puede faltar, y este año vamos a liar una buena, desde el viernes 2 de agosto por la tarde con una pinchada de vinilo como si de una comitiva de bienvenida se tratase para ver cómo van llegando y acomodándose los forasteros en el prao de la acampada.

Pero el sábado no hay tiempo para parafernalias ni presentaciones, desde por la mañana el día está copado de cosas, como dijo alguien como parpadeen se lo pierden:

-Moped insane rodeo
-Mercadiógenes
-Conciertos
-Pinchadas
-Comida y cena
-Tasca

Podría escribir un buen tocho contando las bondades de la que se nos viene encima y hacer mucho humo en las mentes, pero mejor vienes y si no se te quita la sonrisa de la cara en un mes te devolvemos el dinero, por que otra cosa no, pero dinero, tampoco.

Escrito por Chan, 1/5 de garage burro y uno de los organizadores del dusty moorland.