HONDA CB 450 DX “SCRAMBLER”

Saludos. Los chic@s de Cafe Racer España me han dado la oportunidad de compartir mi proyecto, la modificación de una Honda CB 450 DX del año 1991. Mi nombre es Raúl y soy estudiante de ingeniería mecánica, y desde que tengo memoria las motos han sido mi pasión; en especial los modelos clásicos transformados con la estética Cafe Racer y Scrambler.

Me decidí por este modelo porque dentro de las motos bicilíndricas antiguas, que tienen posibilidades para ser modificadas, es de las más económicas, su motor y componentes tienen la calidad y fiabilidad características de Honda.

Aunque intenté esperar y rodarla de serie durante unos meses, debido a la espera para conseguir acceder al A2, mi paciencia no fue suficiente y me lancé a cafetearla casi sin haber probado la moto.

Fui haciéndome poco a poco con las piezas gracias a los amigos de Patacabra Motorbikes, de Toledo, y C59r Store vía web.

Se ha sustituido toda la iluminación y parte del cableado. Faro delantero de 19 cm con bombilla H4; piloto trasero led con luz de matrícula homologado de la firma Puig; e intermitentes de pequeño tamaño de Motorcycles Storehouse, homologados también.

Del mismo modo, se ha sustituido el manillar alto y cromado original por uno tipo enduro, también elevado y ancho, en color negro de la marca Tommaselli.

Otro de los cambios que más ha agradecido estéticamente la moto ha sido la sustitución de la consola de instrumentación, que casi podría ser de un coche de los 80’s debido al tamaño, por un velocímetro con cuentarrevoluciones digital incorporado, de la marca Acewell. Es un modelo muy completo que incluye testigo de luces y nivel de gasolina, comprado en C59r, e instalado por Patacabra Motorbikes.

Estéticamente también se han eliminado todos los plásticos de la parte trasera de la moto y se ha recortado el guardabarros delantero.

Los neumáticos se han sustituido por unos Continental TKC 80 TwinDuro, tipo trail con un taco ancho, respetando las medidas de origen, que crean un fuerte contraste con las llantas de originales de la moto pintadas de negro.

Otro cambio apreciable es el nuevo asiento, tomando como base el original, recortándolo y sustituyendo la espuma con una de menor espesor pero casi igual de cómoda.

La rejilla del faro y las asideras del pasajero han sido obra del manitas de Patacabra, que han ayudado mucho en la transformación de esta moto.

Las tapas del motor han sido pintadas con pintura anticalórica en color negro brillo. Y el depósito en 2 tonos rojo y negro con las letras de Honda cromadas en los laterales

De la parte mecánica se ha realizado una puesta a punto de la moto, debido a su antigüedad. Se han cambiado las juntas del cárter y de la culata, un reglaje de válvulas, cambio de las bujías, sustitución de las pipas y del cable de bujía de serie por unos NGK, y cambio de las membranas y flotadores de ambos carburadores.

Por último, decir que este proyecto ha sido homologado por la empresa Ingeracer, que me ha asesorado durante todo el proceso.

Solo queda decir que espero que os guste esta moto tanto como a mí, y animar a todo aquel que se lo esté pensando, pues llevar una moto que tú has modificado o diseñado y es diferente al resto, es una sensación única que no se puede explicar con palabras.