MOTORBEACH 2019: saliendo de la zona de confort

La 7ª edición del Motorbeach será la última en celebrarse en el que ha venido siendo el emplazamiento habitual del mítico festival asturiano. Así lo hizo saber Paulino Rodríguez durante la despedida de esta edición. Adiós a Caravia, toca salir de la zona de confort.

Esta edición del Motorbeach 2019 arrancaba el jueves con los conciertos de las bandas MAD MARTIN TRIO, THE JUNGLE FEVERS, BUTTSHAKERS  y AURORA & THE BETRAYERS  que conquistaron al público que llenaba el recinto  pese a la llovizna. La noche prometía y cumplió, el publico disfrutó de rock y buenos bailes. La organización acertó de lleno con la instalación de una carpa central gigante haciendo gala de su experiencia en ediciones anteriores (Barro Edition 2018).

El viernes dio paso a Los Deltonos, The Dustaphonics, y la legendaria banda española de rock «Burning», que encloqueció al público cuando interpretó la mítica «¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?» Y el sábado como punto fuerte, THE FUZILLIS  y RAY COLLINS.

Las descargas de adrenalina más duras vinieron como es ya costumbre con LA CARRERONA; la sprint race que se celebra en la carretera que lleva al Monte del Fitu y EL DONUT; el Dirt Track que nunca defrauda con mangas que se prolongan durante dos días y donde los más curtidos pilotos salen a darlo todo.

La magia del Motorbeach hace que paralelamente y a escasos metros tenga lugar las competiciones de Long Board en la Playa de La Espasa dando un contraste total entre la adrenalina de las competiciones moteras y el suave devenir del BeachLifeStyle y el flow de los surfers cabalgando las olas veraniegas. En la zona del mercado de la Motorbeach City se desarrollan actividades para toda la familia y una oferta gastronómica muy variada ofrecida por los Food Trucks. Es aquí donde te puedes encontrar con algunos de los mejores constructores independientes del panorama nacional que vienen a presentar sus últimas creaciones CafeRacer.

En palabras del propio Pau Rodríguez, Director y Alma Máter del festival: “Motorbeach se ha convertido con el paso de los años en un gran evento familiar donde todo es posible,  pasando 4 días en un paraíso natural  disfrutando libremente de todo lo que nos gusta: las motos, los coches, el surf y el Rock and Roll. Pero las motos son las verdaderas protagonistas, todas son bienvenidas y por ello se permite la libre circulación en el recinto, no hay reglas ni leyes. Puedes ir a pedirte una cerveza subido en tu moto o ir a los conciertos con ella”.

Es por esto que Caravia, la Playa de La Espasa, El Prao … dejan sin duda el listón muy alto y una huella imborrable en todos los que hemos pasado por cualquiera de las ediciones anteriores pero el espíritu aventurero y nómada que lleva el Motorbeach en su ADN lo empuja a salir de su zona de confort y seguir “complicándose y complicándonos la vida” buscando un lugar dónde la lluvia no condicione tanto el normal desarrollo del evento.

El espíritu del festival seguirá vivo allí donde vaya y la llama seguirá encendida  (será más fácil si no llueve) dando luz y calor a nuestras vidas durante los días que se desarrolla el Motorbeach, llevando la sed de libertad  y la esencia de la auténtica rebeldía donde sea que se instale la  Motorbeach City en 2020. Sea donde sea allí estaremos buscando más Gasolina y Salitre.