Por cierto ¿alguien ha visto al lobo? La Oveja Negra Custom

Todos conocéis el cuento del “lobo feroz”, pero cómo ha cambiado el cuento desde que apareció esta oveja en el corral. Vamos a conocer la historia de este taller: La Oveja Negra Custom y como le hacen frente al Lobo.

El Corral de La Oveja Negra Custom

Todo comenzó cuando uno de los socios, Diego, compra su primera Mash Black Seven y decide buscar más información acerca del modelo y sus posibilidades. Buscando y buscando llegó a dar con el foro de propietarios de dichas motos y se dio cuenta que faltaban videos tutoriales de cómo modificar este estilo de motos. Al principio y a nivel interno en el foro se le ocurrió crear un canal de YouTube en el que se pudieran  ver todas estas modificaciones y compartirlas.

Creaciones de La Oveja Negra Custom

Fue en este mismo foro donde conoció al otro integrante de La Oveja Negra Custom: Kako. Es curioso que cuando se conocieron por internet podrían estar cada uno en un extremo de la península o incluso en alguna isla fuera de ella pero se dio la casualidad de que vivían uno cerca del otro. Entonces comenzó a fraguarse una amistad entre ambos componentes. Empezaron a cruzar sus conocimientos y sus experiencias con ambas motos, al mismo tiempo que el canal de YouTube fue creciendo y consiguiendo más seguidores tanto en el foro cómo fuera de él.

Kako y Diego almas mater de La Oveja Negra Custom

Empezaron a sacar distintas motos modificadas, al principio eran motos de amigos y luego fueron apareciendo clientes que venían con encargos. La Oveja Negra Custom comenzó cómo un hobby de Kako y Diego, una diversión o un entretenimiento. Ellos tienen sus respectivos trabajos y esto lo enfocaron como una forma de pasar el rato y que mejor manera de hacerlo que haciendo lo que les gusta.

La Oveja Negra

Con el último trabajo “Red Label” que era un encargo desde León parece que La Oveja negra Custom despegaba. Ahora mismo tienen la bandeja de entrada del email llena de peticiones de presupuestos y de información sobre sus trabajos. Diego y Kako seguirán su filosofía de divertirse y entretenerse dándole toda la atención posible a sus proyectos. Por ello seguirán la línea de hacer una sola moto a la vez y hacer motos únicas con la libertad de hacer esto como un “hobby”. No dependen de esto para ganarse la vida, por ello no se atan a presupuestos ni a plazos de tiempo, su política o filosofía es trabajar en una sola moto y no coger otro proyecto hasta acabarla, hacer motos irrepetibles.

Su especialidad son las motos de pequeña cilindrada por su simpleza y su capacidad de transformación. Debido al trabajo con las MASH y su difusión la marca los está respaldando de manera oficial. Promociona sus trabajos y anima a sus clientes a que transformen sus motos recién compradas en La Oveja Negra Custom. 

Esta es su historia a grandes rasgos y por cierto… ¿alguien ha visto al lobo?

Podéis poneros en contacto con ellos en este enlace a nuestra Guía: