Rehecha en España – Sanglas 400Y «The City Rider»

Desde que la vimos por primera vez nos enamoramos, y no fue solamente porque es una moto española, o porque se cambió de bando y ahora está con los malos, o porque tiene ese aspecto todo terreno que tanto gusta a los amantes de las Scrambler; es porque no había nada mejor para esta moto que pasar por las manos de Manuel Latorre. Manuel, aparte de ser ingeniero industrial, es un amante del motor y, sobre todo, de nuestra cultura CafeRacer. Para él las motos son más que un medio de transporte.

sanglas 400Y - The City Rider caferacer
Fotografía por: Carlos "Mokri" Jimenez. Instagram:@_mokri

Conociendo todo esto de él entenderás por qué en 2015 se lanzó a abrir su propia tienda, The City Rider y el taller M. industries de modificación de motocicletas en Granada. Manuel es de esas personas que pueden hacer tus sueños sobre 2 ruedas realidad, como la moto que presentamos a continuación.

sanglas 400Y - The City Rider caferacer
Fotografía por: Carlos "Mokri" Jimenez. Instagram:@_mokri

Nos encanta esta oportunidad de presentar este hierro porque, como bien decíamos, es una moto que se ha vuelto icónica en el mundo de las CafeRacer en España. La moto tiene una base muy agradecida y es un producto nacional, como el jamón ibérico, la tortilla de patatas o un político corrupto. Sí, es una Sanglas 400Y. En otro momento dedicaremos un artículo a la historia de la marca pero algo que debemos saber es que se estrujaron la cabeza y su fuerza vital para que sus modelos de motocicletas fueran destinadas a servicios públicos o militares. Aunque este último no fue posible, sí que resultaron ser unas buenas motos de policía y ahora que se jubilaron cambian de bando: al de los “malos”.

sanglas 400Y - The City Rider caferacer
Fotografía por: Carlos "Mokri" Jimenez. Instagram:@_mokri

Cuando esta Sanglas 400Y llegó a las manos de Manuel, estaba bien de aspecto si la mirabas de lejos, pero no estaba igual de bien cuando te centrabas en los detalles; ahí te dabas cuenta que estaba bastante descuidada y que había pasado por manos de algún familiar de los famosos Manolo y Benito de Manos a la obra, que lograron que funcionara por medio de una chapuza en el sistema eléctrico. Para poder hacerle una restauración y modificación en condiciones, se tuvieron que buscar y pedir piezas que se encontraban repartidas por todo el territorio español. Una vez restaurada la chapa, se le aplicó esta pintura bi-tono negra y gris con aspecto desgastado.

sanglas 400Y - The City Rider caferacer
Fotografía por: Carlos "Mokri" Jimenez. Instagram:@_mokri

Cuando se planteó el proyecto se pensó en mezclar estilos y marcas clásicas con estética de posguerra y se logró. No se quiso renunciar a la comodidad de la tecnología actual y a los materiales de primeras marcas. Previamente, se le revisaron frenos: latiguillos, retenes, pistones, zapatas… en fin, todo el tren delantero y trasero nuevo.

sanglas 400Y - The City Rider caferacer
Fotografía por: Carlos "Mokri" Jimenez. Instagram:@_mokri

Se revisó el motor, que tan solo tenía 44.878 km, y se cambiaron todas las piezas que sufrieron desgaste. Para darle un toque más retro si cabe, se pulieron las tapas. Además, se le añadieron unas defensas de motor específicas, que le dan un aspecto más rudo y cumplen su función de proteger el motor.
El sistema de platinos se cambió por un doble encendido electrónico, actualizando este aspecto en la moto y como el sistema eléctrico no estaba muy en forma, como ya comentábamos, se cambio al completo y se reubicó la instalación eléctrica bajo el asiento. Batería, bobinas, cables de bujía, pipas y bujías… también fueron sustituidas por unas nuevas y, aunque con todas estas actualizaciones el arranque a patada se podría eliminar, sigue ahí para mantener la esencia de la moto.

sanglas 400Y - The City Rider caferacer
Fotografía por: Carlos "Mokri" Jimenez. Instagram:@_mokri

El asiento monoplaza le da un aire muy guerrero, que se combina perfectamente con la parrilla ubicada al final de este. Lo mejor de esta modificación es que se conserva el anclaje original y se puede cambiar fácilmente por el asiento biplaza.

sanglas 400Y - The City Rider caferacer
Fotografía por: Carlos "Mokri" Jimenez. Instagram:@_mokri

La suspensión trasera con amortiguadores encapsulados le da un aspecto más limpio a la moto. Uno de los factores interesantes es que aunque lleva neumáticos de tacos, admitiría cualquier tipo de neumático sin perder el aspecto retro. También se hicieron colectores de escape nuevos para mantener las colas originales que se restauraron.

Faro Daytona de 5 3/4″ con velocímetro MMA integrado, nuevo panel de testigos minimalista, que sigue la línea de la moto, nuevos intermitentes y piloto trasero LED de estética retro, faro auxiliar (no homologado) que le da un toque de recién salida de la guerra.

Que no te vayan a decir que te faltan bombillas por comprarte esta moto, porque está a la venta. Sigue el link que te dejamos a continuación para ponerte en contacto con Manuel y hacerte con ella.